5 beneficios de comer pollo

Todos los nutricionistas coinciden: la carne de pollo es una de las carnes más saludables y aptas para cualquier tipo de dieta. De hecho, suele ser una carne habitual en las recomendaciones de los endocrinos. Su alto valor nutricional y bajos niveles de grasa tienen mucho que ver con ello. Si todavía te quedan dudas, te resumimos 5 beneficios de comer pollo. 

5 beneficios de comer pollo

 

  1. La carne de pollo es de fácil digestión.

Uno de los grandes beneficios de comer carne de pollo es precisamente lo fácil que resulta de digerir. A diferencia de otras carnes más grasas y calóricas, como la carne de ternera o la de cordero, la carne de pollo resulta muy fácil de digerir por nuestro organismo, por lo que difícilmente te provocará una digestión pesada.

Y es que la carne de pollo es una carne blanda, fácil de masticar, que no estimula la producción de ácidos en el estómago ni requiere de demasiado esfuerzo por parte de nuestro sistema digestivo para ser procesada.

  1. La carne de pollo es baja en grasas.

Ya lo hemos adelantado en el primer punto: la carne de pollo es una de las carnes más bajas en grasas. La carne de pollo entra dentro del grupo de las llamadas “carnes blancas”,  dentro del cual están todas las carnes que provienen de las aves junto con la carne de conejo. Por el contrario, la carne que proviene de los mamíferos (vacuno, cerdo, buey, cordero, etc.) es considerada carne roja.

La carne blanca es más saludable que la carne roja, y mucho menos grasienta. Mientras que las carnes rojas aumentan el riesgo de cáncer colorrectal, pancreático y de próstata, la carne de pollo es recomendada en la mayoría de dietas, siendo su frecuencia de consumo recomendada de hasta 4 días a la semana, mientras que para las carnes rojas es una vez a la semana.

  1. Contiene proteínas de alto valor biológico.

Además de ser baja en grasas, otro de los grandes beneficios de la carne de pollo es su alto contenido en proteínas, entre cuyas importantes funciones están la formación y reparación de tejidos, órganos o músculos, resultando imprescindibles para las células de nuestro cuerpo.

Las proteínas del pollo, además, son de alto valor biológico. Es decir, contienen todos los aminoácidos esenciales para nuestro cuerpo, por lo que es muy bien aprovechada por nuestro organismo para cumplir sus funciones.

  1. Contiene el 40% de nuestros aminoácidos esenciales, como el triptófano.

Como hemos mencionado en el apartado anterior, la carne de pollo es rica en proteínas de alto valor biológico. Es decir, de proteínas ricas en aminoácidos esenciales. Así, la carne de pollo contiene el 40% de nuestros aminoácidos esenciales, destacando el triptófano.

El triptófano es un aminoácido esencial que no produce de forma natural, por lo que hay que consumirlo mediante la alimentación. Su función principal es ayudar a la formación de otras sustancias imprescindibles para el correcto funcionamiento de nuestro organismo. Además, la carne de pollo también contiene otros nutrientes importantes, como vitamina B6, fósforo y selenio.

  1. ¡La carne de pollo está deliciosa!

¡No podemos olvidar que su delicioso sabor es uno de los beneficios de comer pollo! La carne de pollo es una de las carnes favoritas para la mayoría de paladares. Al ser una carne suave, es perfecta tanto cocinada en su propio jugo al horno a la plancha, como acompañada por todo tipo de salsas.

La carne de pollo ofrece un sinfín de posibilidades en cuanto recetas. Es deliciosa, saludable, muy digestiva y, además, es una de las carnes más económicas del mercado y que menor impacto tienen sobre el medio ambiente. ¡Todo son beneficios!

Deja un comentario